HABLO

Desde hace muchos años procuro no escribir canciones. Cuando me pongo me resulta tan fácil, me brotan tantas ideas, estilos, arreglos… y no compongo porque no sirve para nada. Prefiero no escribir canciones a escribirlas, que vayan y sean buenas, y que se queden aparcadas en un cajón, en un papel, en una grabadora…



No suelen proponerme escribir canciones para nada ni nadie por encargo, pero hace bien poco el dicharachero grupo de componentes de Aspace Press, una ramificación de Aspace Navarra que se centra en la formación en la nuevas tecnologías, me pidieron ya que nos conocemos que les escribiera una canción para el 45 aniversario de Aspace Navarra.
A todo esto, Aspace es una organización dedicada a ofrecer aprendizaje, cobijo, entretenimiento, formación y ocupación, o sea a completar una vida más allá de sus propias casas y familias, a las personas que sufren parálisis cerebral, una afectación que les discapacita de por vida, en diferentes medidas según el caso.

No sabría explicar, por temor a resultar aparatoso o pedante, lo que fue aparecer allí la primera vez para charlar con ell@s, cantarles unas cancioncillas y responder a sus preguntas.
La alegría, el cachondeo permanente, el cariño que irradian, la simpatía, el interés por todo… Al decirlo parece que no es algo excepcional, pero sí lo es, no recuerdo ahora lugares donde se reúna a diario un grupo de gente de sus edades, ni trabajos, ni institutos, colegios, agrupaciones, universidades, etc, donde se respire un ambiente tan positivo y tan bullicioso.
En muy pocos entornos donde la gente ha sido mucho más afortunada que est@s chic@s, hay asomo de tanta ilusión y algarabía, tanta voluntad y complicidad, esfuerzo y cariño.

A eso, a lo que hacen asociaciones y fundaciones del estilo de Aspace y las personas que trabajan y colaboran en ellas, es a lo que yo llamaría “darle la vuelta a la tortilla”. Conseguir que gente que a priori no ha tenido mucha suerte, dispongan de un entorno y unas posibilidades (actividades, formación, cuidados, relaciones…) de vida que cualquiera podría envidiar.
Me encanta, porque cuando menos se hace un poco de justicia, con lo complicado que es eso.

Para desarrollar su petición y poder escribir una canción digna de ell@s y de tan importante conmemoración sólo les pedí material, que me dijeran de qué hablar, que me contaran qué era para ell@s Aspace.
Sólo me restó esperar unos días y toda la solícita cuadrilla de Aspace Press se pusieron manos a la obra para mandarme un escrito en el que cada un@ me contaba lo que significaba para ell@s Aspace, lo que influía en su vida, me hablaban de sus monitores, de las relaciones y amistades con sus compañer@s;, las cosas que hacen, lo que aprenden, actividades, viajes… me contaron muchas cosas, algunas de tal forma que abrieron los poros de mi alma y me la desnudaron.
Yo, embargado por la emoción irrefrenable… la carta la leí una vez en casa, subí al estudio y la volví a leer, y media hora después estaba la canción terminada. No tuve que hacer nada, salió sola. la escribieron ell@s.
Luego quedaba el trabajo de organizar arreglos e instrumentos, que eso lleva más tiempo, pero en líneas generales la canción costó un suspiro porque la hicieron ell@s con la generosidad, sencillez, sinceridad e ilusión que saltaban de entre las líneas que escribieron para meterse en mí y en mi guitarra sin poder ni querer yo evitarlo.

Adjunto la letra por si alguien quiere prestarle especial atención. Lo que sería en verdad genial es que pudierais leer sus explicaciones (que pertenecen obviamente a nuestra intimidad), y sobre todo que pudierais conocerl@s.
No tengo más que cosas que agradecerles, porque yo fui a dar y no hice sino recibir.

Mi primera visita a Aspace Press

Mi primera visita a Aspace Press


HABLO

HABLO DE QUE ESTOY MEJOR
HABLO DE QUE HAY QUE LUCHAR
QUE EN LA VIDA SIEMPRE HAY ALGO MÁS CUENTO MI MUNDO INTERIOR
EXPLICO MI SITUACIÓN
CADA DÍA ESFUERZO Y PASIÓN

VUELVO A EMPRENDER CADA CAMINO SIN DUDAR VUELVO A EMPEÑARME AUNQUE VUELVA A TROPEZAR

HABLO DE MÍ
HABLO DE MÍ AUNQUE A VECES NO ME VEN HABLO DE QUE QUIERO APRENDER
HABLO DE TI
HABLO DE TI QUE ME AYUDAS A CRECER DE LO QUE SOLEMOS HACER

HABLO DE TENER VALOR PERSIGUIENDO UNA ILUSIÓN
LAS BARRERAS HOY ROMPO MEJOR HABLO DE MI PROGRESIÓN
HABLO DE UNA PROFESIÓN
DE UNA VIDA, DE UN MUNDO MEJOR

VUELVO A EMPRENDER CADA CAMINO SIN DUDAR VUELVO A EMPEÑARME AUNQUE VUELVA A TROPEZAR

HABLO DE MÍ
HABLO DE MÍ AUNQUE A VECES NO ME VEN HABLO DE QUE QUIERO APRENDER
HABLO DE TI
HABLO DE TI QUE ME AYUDAS A CRECER DE LO QUE SOLEMOS HACER

HABLO DE QUE ESTOY MEJOR HABLO DE QUE ESTOY MEJOR

Música y letra de Pablo Líquido


Escrita para conmemorar los 45 años de Aspace Navarra, y basada e inspirada íntegramente en los relatos de las vivencias de Cristina, Pedro, Carlos, Iñaki, Iñigo, Manu, Guillermo, Javier.R, Natalia, Isabel, Nerea, Javier.I, Ilde y Aritz. Mi más sincero agradecimiento a tod@s ell@s por su amabilidad, simpatía, cariño, hospitalidad y generosidad.
Está dedicada a tod@s ell@s, y también a sus cuidador@s, coordinador@s y profesor@s.
Todos vamos aprendiendo cada día. Y nunca sabes quién te va a enseñar una nueva lección. A veces quien menos lo esperas.

Pablo Líquido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *