liquido_botaya003

La “formula secreta” del jarrete poseyó las almas de los pacíficos espectadores