HABLO

Desde hace muchos años procuro no escribir canciones. Cuando me pongo me resulta tan fácil, me brotan tantas ideas, estilos, arreglos… y no compongo porque no sirve para nada. Prefiero no escribir canciones a escribirlas, que vayan y sean buenas, y que se queden aparcadas en un cajón, en un papel, en una grabadora…


Sigue leyendo