HE HECHO TOPE

Mi cuerpo, como todos, da hasta donde da. En ocasiones parece no tener límites y ser irrompible y arrogante, y otras veces, en cambio, palidece ante cualquier nimiedad o se solivianta frente al más insignificante estímulo. Dentro del pack de mi cuerpo están mis aparatos fonador, resonador y articulador que, como el resto, son susceptibles de rozar la gloria y de retozar en la miseria.

Llevo dos semanas bien portado, medicado, quietico, agazapado y metódico porque tuve una infección de garganta y fue dura. El viernes pasado tenía un concierto privado y fui, y monté, e intenté cantar, y no pude y recogí y me fui por donde había llegado. Tal cual.

Hoy, después de tanto día de convalecencia y de quietud he hecho la prueba del algodón poniéndome en el estudio a repasar el repertorio del “eléctrico”, y no he podido cantar dignamente, y además me dolía. Esa sensación de que si no está suficientemente roto ya, lo va a estar. No me ha quedado más remedio que informar a Vir para que informe a Marcos (de El Perro Verde de Requena) y a Jesús (del Rolling Rock de Alcázar de San Juan) de que no voy a poder cantar este fin de semana. Ellos me conocen de sobra hace ya unos cuantos años, y ya saben que soy el gladiador entre los gladiadores, y que si no puedo ofrecer los conciertos es porque efectivamente la cosa debe estar muy jodida. No soy de remilgos ni inseguridades, ni cantando ni en nada. Y nadie más que yo añora esos conciertos. Nadie. Pues los hemos tenido que suspender.

Quiero y debo pedir disculpas a ellos y a toda la gente que ya había hecho planes este fin de semana, a toda esa gente a la que tantos años llevo viendo en mis conciertos, sin fallarme, regalándome su aliento y sus sonrisas y sus aplausos. Quiero y debo pedirles disculpas por no poder ir a poner otro recuerdo pinchado con una chincheta en nuestro corcho de grandes noches para la posteridad. Además, llevaba para estos conciertos alguna sorpresilla con la que darle alguna vuelta de tuerca más a nuestro engranaje de la risa, y tenía algún bonito plan con estos dos conciertos. Se quedan para la próxima.

Amig@s mi@s de Requena y de Alcázar de San Juan, y aledaños, parece ser que he hecho tope, así que hasta marzo no voy a ofrecer ya ningún concierto, a la espera de visitar a la otorrino y que me diga si son nódulos, pólipos o un tornillo flojo, o qué, y cuando esté en condiciones volveré como siempre, o mejor.

Gracias y perdón, he hecho tope.

Pablo Líquido

Pd: Al final van a tener algo que ver estos meses cantando cientos y cientos de voces y coros en el estudio, mañanas, tardes y noches. Al final va a ser eso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *