THE RETURN TO BROTO

Han transcurrido algunos años desde las míticas noches en “EL 600” de Broto (Huesca).
Al final, ni Pablo Líquido, ni el público… al final no hemos cambiado tanto.
Corría el año 2006, y algunas caras se repiten. Mientras siempre aparecen nuevos rostros.
Quien era una saláa o un salao entonces, sique siéndolo ocho años después.
Hemos cambiado la ubicación y todos tenemos unas cuantas batallas más en nuestros cuerpos, pero el espíritu y la esencia permanecen intactos.
La eficiencia en mi trabajo, y en mi vida, la mido de una forma muy sencilla: Si veo muchas sonrisas lo estoy haciendo bien, en caso contrario algo falla y algo hay que cambiar.
Pues este sábado en Broto debí hacerlo de cojones, porque no nos arrancamos la sonrisa de la cara en toda la noche. Me enamora la gente que sonríe, que ríe, que baila, que canta, que se desinhibe…
El “Perdido Meeting Bar” es un garito que no pilla de paso, pero que no os podéis perder si visitáis aquel rincón del paraíso que es el Valle de Broto, puerta del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Emplazamiento privilegiado, arquitectura y diseño impecables, y si os hablo de sus hamburguesas… en muchos sitios hacen hamburguesas, y en muy pocos te sorprenden verdadera y gratamente. En “El Perdido” sí.

Nunca podré agradecer suficiente lo feliz que me hace cierto público con cierta actitud.
Muchas veces lo digo y podrá sonar a frase hecha, pero es tan cierto como que existo.
Al margen de recomendar encarecidamente, Broto, su valle, Ordesa, El Perdido y sus hamburguesas… (y ya puestos Casa Frauca) me voy a permitir la licencia de recomendaros acercaros, charlar e intimar con la gente maja, majísima que os encontréis allá donde vayáis. La hay por todas partes, más incluso que gente apática o antipática, aquellos a los que yo llamo “transparentes”, porque no dejo que me impidan ver las cosas buenas que me rodean, aquellos que a veces tratan de oscurecer el mundo con las malas intenciones que envuelven sus almas opacas y secas.
Viva Broto! Viva “El Perdido“! Viva la simpatía! La alegría, la gente bien intencionada, la música, el amor, el trabajo, el descanso, la comida, la fiesta, la vidaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!! …que por suerte nos ha tocado vivir.

Gracias infinitas a María y Guille, pareja encantadora, y los culpables de que en El Perdido ocurran cosas que de otra forma no ocurrirían. En esta vida somos las personas las que marcamos el camino en un sentido o en otro… o en ninguno.

Un abrazo de agradecimiento a tod@s l@s que hicisteis de lo de el sábado algo mucho más grande que un concierto.

El domingo era el cumple de Vir.
Cansados pero sin quitarnos la sonrisa tonta de la cara acordándonos de Broto nos comimos medio pato laqueado a las 5 de la tarde, cuando llegamos a Pamplona.
Sin decir nada a nadie el cumpleaños ya lo habíamos celebrado por la noche entre gente majísima, risas y brindis. No se puede pedir más.

Pablo Líquido

Un pensamiento en “THE RETURN TO BROTO

  1. Pabloooooo !!!!!! Soy uno de los dos culos más inquietos del valle !!!! Jaja aj aja ja aj !!!!! La verdad que el otro día no había quien nos parara a emi y a mí, pero la mayor parte de la culpa de eso es tuya !!!!
    Pedazo de concierto, pedazo de entrega, pedazo de músico, de showman y de tio majete que estás hecho Pablo !!! Da gusto asisitir a un concierto catártico como aquel, en el que todo el mundo rie, baila, canta, y se enamora de la vida… Donde la pasión y la energía lo invade todo y a todos…

    Muchas gracias pablo por hacerme sentir tan vivo !!!

    Hasta la próxima !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *