VERANEANDO

Veraneando: Haciendo cosas típicas del verano.

Veranear no es necesariamente estar de vacaciones, porque yo estoy veraneando y no estoy de vacaciones, para nada. Bueno, a raticos sí.

Después del concierto de Soria nos plantamos en el Mediterráneo cuatro días huyendo de Fiestas de Barañáin. Luego, a la vuelta, el día 4 tuvimos un “privado” en Pamplona.
En mitad de los sanfermines nos fuimos a tocar fuera, Pablo Líquido en Fiestas de Teruel, en realidad en prefiestas, porque empezaban al día siguiente.
Si lo que vimos no son las fiestas propiamente dicho, no me puedo (o no quiero) imaginar cómo serán en su punto álgido. Madre míaaaa!!!!!
Tocamos en la Peña Los Sordos y, si alguno no estaba ya sordo, con el equipo de sonido que había ahora sí lo estará. Jajajajajajajaja!!!!!!
Lo de Teruel en fiestas es para verlo y no creerlo, una barbaridad. Lo que os cuente no os pondrá en situación. A mí tanto jaleo me pilla un poco mayor, de vuelta, pero me encanta que en este país sigamos siendo tan fiesteros y tan jolgoriosos. Que nos dure.

Antes y después de Teruel estuvimos en nuestros sanfermines, otro tipo de fiestas.
Vimos el encierro el día 9 con unos amigos, Armando, Marian y otras gentes de Villafranca en un balcón de la calle Santo Domingo; almorzamos, quedamos con Kris, otra amiga madrileña, y hasta que el cuerpo aguantó. Estos días tontos de San Fermín que vas al encierro, parece que no has hecho nada y vuelves a casa a las 10 de la noche, 16 horas después de haber salido! y sin parar.
El domingo fue el segundo y último día que salimos. Vino nuestra mañica Lara y quedamos otra vez con Kris. Otro día de caminata y un poco mejor portados. Más comidos y menos bebidos.

Antes de los conciertos de Burgos (privado) y Valtierra (Navarra) nos escapamos un par de días al Pirineo huyendo del asfixiante calor de Pamplona.
Fuimos primero a Biescas (Huesca) a ver a nuestro buen amigo Oscar. Durmimos allí en la furgoneta y al día siguiente a las ocho de la mañana ya estábamos desayunando con los primeros rayos de sol del aparcamiento de Formigal.
Nos subimos a los ibones de Panticosa, bajamos, metimos los pies destrozados y las cansadas piernas en un gélido río pirenáico, y volvimos a comer a Biescas, como siempre a La Lifara. La tarde en las tirolinas, vinieron nuestros queridos maños Paco y Pili, un pote en Sallent de Gállego, la cena en Gavín y a dormir a Canfranc Estación. Al día siguiente paseo por las pistas de Candanchú y comida en Astún. Nos despedimos de Paco y Pili y vuelta a casa, al calor.

Al día siguiente, el viernes, concierto privado en Burgos, en el imponente Palacio de Saldañuela. Ya sabéis que los privados son privados. Sólo he añadido una foto con Litos, de producciones La Mano, al que conocemos hace ya unos cuantos años.
Aunque nos tocó los últimos de la noche y con el tiempo limitado, y aunque el suelo empedrado no estaba para bailar y las chicas iban todo el tiempo al borde del esguince, fue un placer y nos divertimos mucho todos ese buen ratico.
Gracias infinitas a los novios por contar con nosotros para “su día”. 😉

El sábado concierto en el Rock Park de Valtierra (Navarra). En principio sería en la terraza, y en la terraza montamos. Una gotas por aquí, unas gotas por allí… a desmontar y a montar dentro en el último momento, que queda menos lucido pero si llueve no nos mojamos ni nosotros ni los aparatos.
Es el Rock Park de Valtierra uno de esos escasos lugares donde se hacinan los amantes del rock clásico, la gente que ha vivido escuchando a los grandes. Un placer para mí, sin duda.
Si la gente de allí es majísima qué decir de Naiara y Jesús (Txuri), los anfitriones. Cuando un bar está montado y regentado con tanto cariño y tantas ganas de hacer las cosas bien… eso se nota en cada gesto. Y se agradece siempre.
Muchísimas gracias y un abracico de nuestra parte.

Domingo agotado. Sofá.
El lunes me transformé en el carpintero que llevo dentro para echar una manica a unos amigos que se han montado una academia de guitarristas en Pamplona.
Rompecuerdas se va a llamar, y son Rafa (de Tximeleta), Mariano (de 2 en Blues Band) y Natxo (ex de Koma). Un par de días tragando serrín, jugándome los dedos y esnifando cola de carpintero, para terminar ayer ensayando unos temicas de Queen con Gorka Pastor al piano para el concierto de agosto en Pamplona.
Eso fue ayer, hoy estoy escribiendo esto, luego no sé qué haré, porque hace mucho calor para mi estudio, y pasado mañana viernes ya estoy tocando en Fiestas de Erla (Zaragoza) y el sábado en Cerezo de Río Tirón (Burgos).

Sabéis cómo estoy?……… VERANEANDO!!!

Un abracicoooooo!!!!!!!!

Un pensamiento en “VERANEANDO

  1. Buenas.

    soy el novio del concierto “privado” (¡que importante suena así!) de Burgos. Solo decir que para nosotros también fue un placer contar con Pablo en ese día, y para todo el mundo ese rato fue sin duda lo mejor de la boda. Nos encantó tanto el repertorio, como la fuerza con que sonó, como los geniales comentarios entre canciones, que también cuentan…y a mi personalmente descubrir que compartimos el gusto por los mas grandes… Queen. ¡Dios salve a la Reina… y a Pablo!. Enorme. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *